¿Quién contrata al Procurador? ¿Y quién paga esta figura judicial?

Cuando se trata de hablar de facturas, pagos, precios, todo lo relativo a este mundo de los Juzgados se tiñe de oscuro. ¿Quién contrata al Procurador? Esta cuestión es muy frecuentada entre nuestros lectores. Pero la realidad es que no se trata de un contrato como tal, siendo la Procura una profesión libre e independiente.

Muchas son las cuestiones que rondan la mente de aquellos que, de un lado o de otro, quieren iniciarse en este mundo de la Procura y las tramitaciones procesales. ¿Qué es un Procurador? ¿Cuál es la diferencia entre Procurador y Abogado? ¿Cuáles son las funciones del Procurador?

Todos estos aspectos son muy relevantes para abordar el tema que nos atañe hoy, pero te las explicamos mejor en otros artículos de nuestro blog.

Nosotros somos un equipo de procuradores en Madrid tiene una misión clara: ser luz en este tema de quién contrata al Procurador de los Tribunales y quién le paga, de forma que no quede duda que ronde tu mente sobre esta figura judicial tan importante.

¿Quién contrata al Procurador?

De manera habitual, cuando una persona se ve incursa en un asunto jurídico, a la primera persona a la que recurre es a su abogado de confianza. Muchas veces el cliente no sabe que necesitará un Procurador para aligerar sus trámites, pero finalmente contará con él.

El Procurador de los Tribunales es una figura judicial de unión entre los Juzgados y el cliente, de colaboración  con el Abogado y agilización de los procesos. En definitiva, garantizan la eficacia de los procedimientos judiciales.

Aunque no existe un contrato como tal (como ya hemos aclarado al comienzo del post), muchas persones se preguntan por quién contrata al Procurador. En este caso, la respuesta más formalmente correcta que podemos dar es: el Abogado. Pero depende del caso, depende de si el cliente tiene un Procurador de su confianza, o si es el Procurador quien necesita de la colaboración con otro Procurador por encontrarse en un partido judicial lejano.

Pero la realidad sobre quién contrata al Procurador es que en la mayoría de ocasiones es el Abogado quien contacta con el profesional. Una vez contacta, el Abogado le solicita la provisión de fondos para llevar el asunto jurídico.

La razón es porque, habitualmente, los despachos de Abogados suelen tener Procuradores con los que colaboran según qué procedimientos. O, simplemente, el cliente delega en el Abogado la responsabilidad de contratar al Procurador.

Como la colaboración entre Procurador y Abogado es muy frecuentada, muchas veces, la búsqueda no hace falta.

Pero, como despacho de Procuradores, te aconsejamos que si necesitas a un Procurador para tu caso jurídico, busques siempre al que más confianza te inspire y el más profesional y comprometido con su trabajo.

¿Quién paga al Procurador? ¿El Abogado o el cliente?

Esta es otra de las preguntas más frecuentes que nos encontramos en Internet y en las consultas que nos hacen los usuarios: ¿Cuál es el precio de un Procurador? ¿Quién lo paga? Aunque la respuesta aquí es algo más sencilla, vamos a explicarte ciertos aspectos que debes saber, no ya de quién contrata al Procurador, sino de quién paga esta figura judicial.

Ya te dijimos anteriormente que quien contrata al Procurador suele ser el Abogado, pero que otras muchas veces puede serlo el cliente, ¿no? Pues en este caso, el Procurador presta el servicio jurídico, tras la solicitud de la provisión de fondos. Y posteriormente, liquida la factura correspondiente.

Pero ello con una condición imprescindible. Y es que los honorarios procederán siempre y en exclusiva del cliente.

El Real Decreto 1373/2003, de 7 de noviembre, por el que se aprueba el arancel de los derechos de los Procuradores de los Tribunales se encarga de regular los honorarios de estos profesionales. Por tanto, es la ley quien fija los honorarios de los Procuradores por medio de aranceles.

liquida la factura

¿Existe posibilidad de negociación de la minuta del Procurador?

Según lo que sabemos a través del Ministerio de Justicia, sí, hay un margen para negociar los honorarios del Procurador. Pero también sabemos que no puede exceder de un 12 % de los aranceles establecidos en la Ley concretada.

Por lo tanto, la minuta que debe emitir el Procurador de los Tribunales sobre el cliente debe haberse pactado o aceptado previamente con la hoja de encargo, independientemente de que se haya producido o no negociación sobre los honorarios.

Recuerda siempre la importancia de la valoración y pago a estos profesionales, pues sin las labores de un Procurador, al igual que las de un Abogado, el procedimiento se volvería muy difícil y, en muchos casos, imposible de avanzar.

¿Cómo elegir al Procurador adecuado?

Desde GPC Procuradores, te recomendamos que cuentes siempre con profesionales que te aseguren la agilidad y eficacia en los procedimientos, la resolución de incidencias procesales y la asesoría más confidencial y diligente. Y que tengas en cuenta que no es un contrato el medio o acuerdo formal por el que se solicitan los servicios de un Procurador.

Solo un experto en Derecho procesal puede guiarte en tus trámites, diligencias, notificaciones y demás gestiones judiciales. Y esta es la razón por la que debes saber bien cómo y quién contrata al Procurador.

¿Qué podemos hacer por ti?

Nuestros servicios jurídicos se basan en la Procura, una profesión tradicional para los clientes de hoy. Nosotros procuramos dar solución a todas las necesidades que te surjan durante el procedimiento, haciendo de enlace entre los tribunales y tus intereses privados.

Nuestro precio se adapta al presupuesto y al bolsillo de nuestros clientes. Si estás interesado en consultarnos sobre nuestros servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Esperamos haberte sido de ayuda y haber resuelto todas las dudas acerca de quién contrata al Procurador y quién paga este coste.

Deja un comentario